¿Problemas con el Wifi de casa? ¡Te damos la solución!

El_wifi_no_funciona_bien_en_toda_la_casa_.jpg

¿Quieres ver películas en la habitación tan bien como las ves en el salón? Yo también. Sin embargo, el problema suele ser que internet no llega a todas las partes de la casa y para muchos, el hecho que el salón sea la estancia principal, hace que el dormitorio sea la parte más afectada. Entonces, ¿por qué no llega la misma intensidad de señal a todas las partes de la casa? Puede deberse a muchos factores diferentes: distancias demasiado largas, otros dispositivos que usan la misma frecuencia o paredes gruesas entre otras cosas. Pero siempre podrás encontrar distintas soluciones a este problema, como las que te presento a continuación.

1. Lo primero y más importante: usa el router correctamente.

Un buen punto de partida para saber si un solo router es suficiente para tu casa es considerar el tamaño del hogar. Si no tiene más de 60m2, un solo router será suficiente. Si aún así tienes poca cobertura, puede ser porque hayas colocado el router en un lugar equivocado. Un router suele ser feo y poco atractivo, y no hay muchos que lo quieran tener a la vista (yo incluido). Por lo tanto, muchos lo colocan en lugares alejados, como en un armario o detrás de un mueble grande. En estos casos, el router no ofrecerá su máxima capacidad. En este caso, en lugar de tener el rutador oculto en cualquier lado, ubícalo en un lugar más abierto. Lo mejor es colocarlo en una posición elevada y en un lugar céntrico del hogar en la medida de lo posible. De este modo, dará cobertura a todo el hogar.

   
  
   
  
    
  
   Normal 
   0 
   
   
   
   
   false 
   false 
   false 
   
   EN-US 
   JA 
   X-NONE 
   
    
    
    
    
    
    
    
    
    
    
   
   
    
    
    
    
    
    
    
    
    
    
    
    
    
  
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
  
   
 
 /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}
 
     La imagen muestra cómo se debe colocar el router en el apartamento para obtener cobertura tanto en las áreas de dormitorios como en el salón.

La imagen muestra cómo se debe colocar el router en el apartamento para obtener cobertura tanto en las áreas de dormitorios como en el salón.

Esta primera propuesta debe probarse en primer lugar antres de probar cualquier otra acción. El hecho de cambiar el router de lugar puede ser la solución al problema.

¿No es suficiente con solo cambiar la ubicación del router?

Para aquellas personas que viven en una casa grande, es raro tener solo un router para cubrir toda la casa. Además, hay dispositivos que puedes usar para extender la señal desde tu router. Si tu hogar tiene varios pisos o es muy alargado, esta podría ser la única solución para ti.

Existen diferentes productos para ese propósito. Los repetidores y los puntos de acceso serán la solución para este problema. Con estos dispositivos puedes extender la señal a varias habitaciones y a distintas partes de tu hogar. Los puntos de acceso son un poco más complicados y, además de extender la señal, también pueden amplificarla. A continuación, explicaré cómo funcionan.

2. Usa puntos de acceso.

Un punto de acceso tiene un aspecto muy similar a un router. Sin embargo, tiene una función completamente diferente a la que tiene un router común. En realidad, puede hacer 2 cosas diferentes: 

1. Convierte tu red por cable en una red inalámbrica.

2. Extiende la red inalámbrica.

En este caso, nos gustaría usar el punto de acceso para extender la señal en el hogar. Establece tu punto de acceso en el interior o cerca de la habitación/área a la que deseas extender la señal.

Sin embargo, puede ser bastante poco práctico utilizar puntos de acceso ya que requieren un cable de red conectado a ellos. El punto de acceso en sí envía una señal inalámbrica, que és más fuerte y de más alcance que la que proviene del router. El uso de puntos de acceso es la mejor manera de extender la señal en el hogar, ya que no se pierde calidad por el camino. Sin embargo, no siempre es posible tener acceso para el cable, por lo tanto, en algunos casos puede ser complicado usarlo.

3. Extiende la señal de forma inalámbrica utilizando un repetidor.

El uso de un repetidor funciona completamente de forma inalámbrica con el router, funciona rápidamente y lo puedes instalar tu mismo/a ya que es un proceso muy fácil. Un repetidor captura la señal inalámbrica de tu router y la transmite. Vale la pena mencionar que un repetidor no amplifica la señal, sino que simplemente la repite. Esto significa que la señal solo se extenderá. Para que funcione correctamente, el repetidor debe colocarse en un lugar donde reciba una señal suficientemente buena para poder captar, a su vez que pueda enviar la señal hasta la ubicación deseada. Lo mejor es colocarlo entre el router existente y la ubicación hacia la cual quieras extender la señal. Puede ser complicado encontrar el mejor sitio, así que te recomiendo que pruebes con unos cuantos para encontrar el que dé mejores resultados.

Por lo tanto, como he mencionado anteriormente, un repetidor no amplifica la señal como lo hace un punto de acceso. De hecho, puede incluso darse el caso que un repetidor solo pueda usar el 50% de la señal enviada cuando recibe y envía señales al mismo tiempo. Por lo tanto, si existe la posibilidad de usar puntos de acceso, ¡hazlo siempre! Pero si no tienes acceso de cable, un repetidor puede ser la solución.

Usar las soluciones mencionadas puede ser difícil y complicado para quien no está acostumbrado a tratar con este tipo de productos. Si te sientes perdido, nuestros TechBuddies están siempre disponibles para ayudarte y resolverlo todo por ti. ¡Reserva tu TechBuddy personal aquí!