Como limpiar tus dispositivos tecnológicos

Trucos & Guías

2/11/2020

Hoy en día todos conocemos lo importante que es lavarse las manos para evitar ponernos enfermos – tanto por el nuevo coronavirus como cualquier otro. Pero, ¿qué pasa con nuestros teléfonos? ¿y con los ordenadores, mandos y auriculares? Todos estos aparatos son, por lo menos, igual de importante que se limpien frecuentemente ya que nuestras manos y cara están constantemente en contacto con ellos a lo largo del día. Así pues, es imprescindible recordar que estos aparatos son sensibles y requieren un lavado especial. Entonces, ¿cómo limpiamos estos dispositivos de una manera eficaz sin ponerlos en riesgo?

Vais a necesitar:

-          Trapo de microfibra o filtro de café

-          Plumero

-          Agua y jabón o desinfectante de manos

-          Opcional: aspiradora con

-          Opcional: vinagre

 

Trapo de microfibra para quitar el polvo

Un trapo de microfibra es una pequeña inversión adaptada para quitar el polvo de las pantallas de manera muy delicada. A menudo la gente ya dispone de este tipo de trapos, o similares, por casa – normalmente vienen incorporadas al comprar gafas nuevas. Si no dispones de estos trapos en casa, puedes usar un filtro de café en su lugar. Un plumero es la herramienta ideal para los televisores y altavoces. Hay que recordar que superficies muy sensibles (como lentes de cámaras) no deberían, preferiblemente, ser pulidos directamente con trapos, ya que arrastrarás el polvo u otras suciedades que podrían rayar la lente. En vez de eso, deberías soplar todo el polvo antes de limpiarlo.

 

Teclados, portátiles y ratón de ordenador

La accesibilidad entre las teclas de un teclado puede llegar a ser difícil con las herramientas mencionadas anteriormente. Una buena herramienta que puedes usar es una aspiradora, preferiblemente con cepillo incorporado. Con esto recogerás todo el polvo y migas que puedan haber caído entre y debajo las teclas. ¿Hay algún espacio que, incluso con estas herramientas, no es posible llegar? Si es así, usa un bastoncillo para deshacerte de la suciedad restante. Para limpiar un ratón de ordenador, lo mejor es mojar un rollo de papel con un poco de jabón de manos.

 

Desinfectar pantallas

La mejor manera de limpiar todos tus productos es siempre con agua y algo de jabón. El agua y jabón juntamente con un trapo sin pelusa te ayudará a quitar manchas mucho mejor de lo que podrías pensar. Ten cuidado con las zonas de apertura del producto ya que el agua nunca puede entrar en tu ordenador, teléfono o similar. También puedes usar toallitas + rollos de papel para limpiar la pantalla – asegúrate que sólo humedeces el papel. Si usas cualquier tipo de spray para limpiar, ¡no rocíes directamente en las pantallas! En su lugar, rocíalo en tu trapo y asegúrate que está simplemente húmedo – no mojado. Entonces, límpialo con el trapo húmedo. Aun así, vigila de no apretar demasiado en la pantalla para evitar posibles daños.

 

Smartphones y Tablets

Vigila a la hora de limpiar tu smartphone o Tablet – puede tener diferentes capas, como huellas dactilares en los iPhone de Apple, que te previene de tratarlo como una pantalla normal. Para estos revestimientos, es preferible no usar ningún tipo de spray en absoluto. Un trapo de microfibra o un filtro de café es tu mejor amigo en este caso. Apaga tu smartphone o Tablet, humedece ligeramente el trapo con agua y jabón y empieza a limpiar.

 

Controles remotos

Un control remoto acumula mucha suciedad y bacterias. La mejor manera de limpiarlo es humedecer un trapo de microfibra (o un filtro de café) con jabón y agua, el cual deberás pulir con el mando. Si lo deseas, humedece un rollo de papel con vinagre y limpia el mando para eliminar bacterias. Finalmente limpia el mando con un trapo de microfibra seco (o filtro de café). Asegúrate siempre de quitar las baterías antes de empezar a limpiar.

 

¡Recuerda!

- Antes de limpiar tus productos, apágalos primero siempre y desconéctalos del cable de alimentación. También quítales la batería en caso que sea posible. Haciéndolo evitaremos posibles cortocircuitos en el producto si se introduce agua dentro del dispositivo accidentalmente. Deberías siempre considerar este punto. También va bien para no pulsar botones no deseados sin quererlo.

- Nunca rocíes químicos fuertes directamente a las pantallas. Éstos no están adaptados para las pantallas sensibles, y usándolo puedes destrozar tus productos y reducir la vida del producto.

- Límpiate las manos con jabón y agua cuidadosamente y de manera habitual – de esta manera no tendrás que limpiar tus productos tan frecuentemente.